Middle finger, rude gesture

Adaptación Hedónica: Un obstáculo a la felicidad

Vivimos en una sociedad de consumo en la que nos educan para pensar que debemos consumir cada vez más productos, en búsqueda de la satisfacción personal. La mayoría de la publicidad está dirigida a hacernos creer que más es mejor y que siempre estamos a un producto de conseguir todo lo que queremos.

Estar expuestos a tanta información de este tipo ha generado un fenómeno psicológico conocido como “adaptación hedónica”, a partir del cual podría comprenderse la sensación de insatisfacción que tenemos la mayoría de las personas.

La adaptación hedónica se refiere a la capacidad de las personas para acostumbrarse al placer, provocando que una vez saciado un deseo sientan la necesidad de cumplir otro. Este concepto fue utilizado por primera vez a finales de los años 90 por el psicólogo Michael Eysenck para comparar la gratificación de nuestros impulsos con una rata que corre en una rueda, llamada la rueda hedónica. Es decir, el ser humano siempre estará en la búsqueda constante de su bienestar mediante el consumo, pero nunca llegará a una meta final.  

La adaptación hedónica también es la responsable de que el placer sea tan efímero. Cada vez que compramos algo sentimos emoción por la expectativa de lo que haremos con eso, pero en unos minutos el gusto puede terminarse y la necesidad de obtener más regresa.

Cómo la adaptación hedónica se relaciona con la felicidad duradera

La teoría de la adaptación hedónica nos enseña que la felicidad a largo plazo rara vez está influenciada por grandes eventos positivos o negativos o cambios en la vida. Volverá a su “punto de ajuste de la felicidad” después de experimentar las cosas buenas y malas de la vida.

Cuando se trata de posesiones materiales, eventualmente se convierten en algo que usas habitualmente y, por lo tanto, pierdes tu aprecio por ellas. Una vez que estos artículos ya no son agradables, se deterioran en necesidades en lugar de deseos. Esto significa que la cantidad de privación que siente sin estos elementos que alguna vez fueron muy buscados es mayor que la cantidad de felicidad que tiene para poseerlos.

Por ejemplo, supongamos que saldrá un nuevo teléfono en unos meses y simplemente no puede esperar para tenerlo. Piensas que tan pronto como obtengas ese teléfono inteligente, serás una persona muy feliz y todos los problemas de tu vida desaparecerán.

Luego llega el día en que obtienes el teléfono y estás emocionado de ver cómo está a punto de cambiar tu vida. Pero después de unos días, está usando este teléfono tal como lo estaba usando el último, y no parece haber afectado su vida en absoluto. En lugar de ser este premio que estabas esperando, el teléfono ahora es solo un artículo cotidiano que usas.

Para la felicidad a largo plazo, esto significa que no es la cantidad de cosas que alguien tiene lo que los hace felices, sino cuánto pueden disfrutar de las cosas que tienen.

Entonces, ¿por qué perseguir la felicidad cuando siempre volvemos a la neutralidad?

Una investigación realizada por Ed Diener aportó un mayor sentido de comprensión a la teoría y al punto de ajuste de la felicidad. Diener creía que la felicidad es un proceso y no un punto de destino.

La clave para experimentar la felicidad es disfrutar el momento en el que estás, en lugar de mirar hacia el futuro. Esto hace que su punto de ajuste de felicidad no sea neutral, sino que cambie positivamente con el tiempo. Incluso si regresa a un punto anterior, es positivo en lugar de neutral.

Todos tenemos un punto de ajuste de felicidad individualizado dependiendo de sus rasgos de personalidad y herencia, que influyen en su nivel de bienestar. Es mejor lograr la felicidad más temprano en la vida para generar una vida de más bienestar, pero todos nacen con una predisposición a un cierto punto de felicidad, que puede funcionar a tu favor o en tu contra.

Además, todos tienen múltiples puntos de ajuste de felicidad. Su bienestar general es una combinación de su bienestar biológico, psicológico, físico, social, emocional o mental y espiritual. Por lo tanto, incluso si una de estas áreas de su vida es baja, puede ser compensada por otra área.

¿Como se puede lograr la felicidad y frenar la adaptación hedónica ?

Para frenar la inercia de la adaptación hedónica y conseguir un cambio en la ruta, se recomienda aprender a disfrutar de lo que ya se tiene en el presente. Recordemos que el consumo se fundamenta en la idea de que nunca es suficiente, así que es mejor olvidar la posibilidad de que el próximo producto nos haga realmente felices, pues la respuesta no se encuentra ahí sino en saber disfrutar de lo que ya tenemos y de lo que ya somos.

Lazos como las amistades, las relaciones de pareja y familia, así como pocas propiedades con las cuales mantengamos una relación saludable, pueden ser suficientes para hacernos sentir cómodos y contentos. La clave está en la forma en que se perciben esos bienes y, mientras se mantenga el agradecimiento y la plenitud, las personas conseguiremos el bienestar integral sin importar cuánto poseamos.

Si quieres saber más de como ser feliz te recomendamos leer Los 7 hábitos para ser felices

Contenidos Relacionados

Comentarios

Selecciona Tipo de Moneda

Tipo de cambio solo como referencia - Todos los pedidos son procesados en € Euro EUR.
  • AEDDirham Emiratos Árabes Unidos (د.إ)
  • AFNAfgani afgano (؋)
  • ALLLek albanés (L)
  • AMDDram armenio (AMD)
  • ANGFlorín antillano neerlandés (ƒ)
  • AOAKwanza angoleño (Kz)
  • ARSPeso argentino ($)
  • AUDDólar australiano ($)
  • AWGFlorín arubeño (Afl.)
  • AZNManat azerbaiyano (AZN)
  • BAMMarco convertible bosnioherzegovino (KM)
  • BBDDólar de Barbados ($)
  • BDTTaka bangladesí (৳ )
  • BGNLev búlgaro (лв.)
  • BHDDinar bareiní (.د.ب)
  • BIFFranco de Burundi (Fr)
  • BMDDólar bermudeño ($)
  • BNDDólar de Brunéi ($)
  • BOBBoliviano (Bs.)
  • BRLReal brasileño (R$)
  • BSDDólar bahameño ($)
  • BTCBitcoin (฿)
  • BTNNgultrum butanés (Nu.)
  • BWPPula de Botswana (P)
  • BYNRublo bielorruso (Br)
  • BZDDólar beliceño ($)
  • CADDólar canadiense ($)
  • CDFFranco congoleño (Fr)
  • CHFFranco suizo (CHF)
  • CLPPeso chileno ($)
  • CNYYuan chino (¥)
  • COPPeso colombiano ($)
  • CRCColón costarricense (₡)
  • CUCPeso cubano convertible ($)
  • CUPPeso cubano ($)
  • CVEEscudo caboverdiano ($)
  • CZKCorona checa (Kč)
  • DJFFranco yibutiano (Fr)
  • DKKCorona danesa (DKK)
  • DOPPeso dominicano (RD$)
  • DZDDinar argelino (د.ج)
  • EGPLibra egipcia (EGP)
  • ERNNafka eritreo (Nfk)
  • ETBBirr etíope (Br)
  • EUREuro (€)
  • FJDDólar fiyiano ($)
  • FKPLibra malvinense (£)
  • GBPLibra esterlina (£)
  • GELLari georgiano (₾)
  • GGPLibra de Guernsey (£)
  • GHSCedi ghanés (₵)
  • GIPLibra de Gibraltar (£)
  • GMDDalasi (D)
  • GNFFranco guineano (Fr)
  • GTQQuetzal guatemalteco (Q)
  • GYDDólar guyanés ($)
  • HKDDólar de Hong Kong ($)
  • HNLLempira hondureño (L)
  • HRKKuna croata (kn)
  • HTGGourde (G)
  • HUFFlorín húngaro (Ft)
  • IDRRupia indonesia (Rp)
  • ILSNuevo shéquel israelí (₪)
  • IMPLibra manesa (£)
  • INRRupia india (₹)
  • IQDDinar iraquí (ع.د)
  • IRRRial iraní (﷼)
  • ISKCorona islandesa (kr.)
  • JEPLibra de Jersey (£)
  • JMDDólar jamaiquino ($)
  • JODDinar jordano (د.ا)
  • JPYYen japonés (¥)
  • KESChelín keniano (KSh)
  • KGSSom kirguís (сом)
  • KHRRiel camboyano (៛)
  • KMFFranco comorense (Fr)
  • KPWWon norcoreano (₩)
  • KRWWon surcoreano (₩)
  • KWDDinar kuwaití (د.ك)
  • KYDDólar de las Islas Caimán ($)
  • KZTTenge kazajo (₸)
  • LAKKip laosiano (₭)
  • LBPLibra libanesa (ل.ل)
  • LKRRupia de Sri Lanka (රු)
  • LRDDólar liberiano ($)
  • LSLLoti de Lesoto (L)
  • LYDDinar libio (ل.د)
  • MADDírham marroquí (د.م.)
  • MDLLeu moldavo (MDL)
  • MGAAriary malgache (Ar)
  • MKDDenar macedonio (ден)
  • MMKKyat birmano (Ks)
  • MNTTugrik mongol (₮)
  • MOPPataca macaense (P)
  • MRUOuguiya mauritano (UM)
  • MURRupia de Mauricio (₨)
  • MVRRupia de Maldivas (.ރ)
  • MWKKwacha malauí (MK)
  • MXNPeso mexicano ($)
  • MYRRinggit malayo (RM)
  • MZNMetical mozambiqueño (MT)
  • NADDólar namibio (N$)
  • NGNNaira nigeriano (₦)
  • NIOCórdoba (C$)
  • NOKCorona noruega (kr)
  • NPRRupia nepalí (₨)
  • NZDDólar neozelandés ($)
  • OMRRial omaní (ر.ع.)
  • PABBalboa panameño (B/.)
  • PENSol (S/)
  • PGKKina de Papúa Nueva Guinea (K)
  • PHPPeso filipino (₱)
  • PKRRupia pakistaní (₨)
  • PLNZłoty polaco (zł)
  • PYGGuaraní paraguayo (₲)
  • QARRiyal catarí (ر.ق)
  • RONLeu rumano (lei)
  • RSDDinar serbio (рсд)
  • RUBRublo ruso (₽)
  • RWFFranco ruandés (Fr)
  • SARSaudi Riyal (ر.س)
  • SBDDólar de las Islas Salomón ($)
  • SCRRupia seychelense (₨)
  • SDGLibra sudanesa (ج.س.)
  • SEKCorona sueca (kr)
  • SGDDólar de Singapur ($)
  • SHPLibra de Santa Elena (£)
  • SLLLeone (Le)
  • SOSChelín somalí (Sh)
  • SRDDólar surinamés ($)
  • SSPLibra sursudanesa (£)
  • STNSão Tomé and Príncipe dobra (Db)
  • SYPLibra Siria (ل.س)
  • SZLLilangeni (L)
  • THBBaht tailandés (฿)
  • TJSSomoni tayiko (ЅМ)
  • TMTManat turcomano (m)
  • TNDDinar tunecino (د.ت)
  • TOPPaʻanga tongana (T$)
  • TRYLira turca (₺)
  • TTDDólar de Trinidad y Tobago ($)
  • TWDNuevo dólar taiwanés (NT$)
  • TZSChelín tanzano (Sh)
  • UAHGrivna ucraniana (₴)
  • UGXChelín ugandés (UGX)
  • USDDólar de los Estados Unidos (US) ($)
  • UYUPeso uruguayo ($)
  • UZSSom uzbeko (UZS)
  • VESBolívar soberano (Bs.S)
  • VNDđồng vietnamita (₫)
  • VUVVatu de Vanuatu (Vt)
  • WSTTālā de Samoa (T)
  • XAFFranco CFA de África Central (CFA)
  • XCDDólar del Caribe Oriental ($)
  • XOFFranco CFA de África del Oeste (CFA)
  • XPFFranco CFP (Fr)
  • YERRial yemení (﷼)
  • ZARRand sudafricano (R)
  • ZMWKwacha zambiano (ZK)