Bitcoin para principiantes: Para que ya te animes a entrarle a las 'Criptos'

Bitcoin para principiantes: Para que ya te animes a entrarle a las ‘Criptos’

Primera regla del juego de las inversionesno uses dinero que no estés dispuesto a perder. Eso incluye, por supuesto, Bitcoin y cualquier otra criptomoneda.

Suena desmotivador, ¿cierto? Sobre todo porque, al pensar en invertir se espera tener una ganancia. No te angusties, generalmente así es, pero es importante que los recursos que vayas a dedicar a la inversión no sean de primera necesidad.

Pero vámonos despacito. Aquí hablaremos de “monedas digitales”, más específicamente de la que tantas sorpresas nos ha dado en el último mes: Bitcoin, aunque existen más de 1,500 criptomendas a las que cariñosamente llamaremos criptos.

¿Quién sabe? Tal vez al terminar esta nota te animes a entrarle a esas inversiones y te caiga un dinerito extra en tu cuenta en unos meses.

¿QUÉ SON LAS CRIPTOS Y POR QUÉ SÍ SON SEGURAS?

Entenderle a eso de las “monedas digitales” y luego querer entrarle a invertir puede sonar un poquito atemorizante, sobre todo cuando al hablar de algo llamado “dinero digital” pensamos en algo intangible.

¿Cómo confiar en algo que no puedo tocar, como el dinero o el oro?

En realidad, la forma más sencilla para describir a las criptos son “un medio digital de intercambio”, nos explica Carlos Estrada, experto en ciberseguridad y socio de Vestiga Consultores, firma de consultoría de riesgos, “otra forma de conocerlas es como tecnología de transferencia de capital”.

Unode los aspectos más interesantes de las criptos es que es dinero descentralizado, o sea, que no depende de los bancos para funcionar.

Eso juega a favor y en contra: es casi imposible que puedan ser hackeadas como las cuentas bancarias, o robadas, como el dinero físico; pero también hace que los bancos centrales se sientan “amenazados” porque no tienen el control total de los recursos financieros del mundo, como al inicio de este siglo.

Pongámoslo algo así: son criptos vs fiat (las fiat son las monedas que emiten los bancos centrales).

A muy muy grandes rasgos: “Todos los países que tienen banco central respaldan sus reservas en oro, es decir, el valor de su moneda (el yen, el peso) está en oro, pero esa es una decisión de esos bancos centrales”, dice Carlos.

¿Y qué hacen las criptos? Exacto, quitarles control a los bancos centrales.

PERO, ¿CÓMO CONFIAMOS EN “MONEDAS QUE NO EXISTEN FÍSICAMENTE”?

Piensa en esto: ¿has escuchado música en formato mp3? ¿Has compartido fotos que tomas desde tu celular? ¿qué hay de ese libro en PDF que descargaste anoche?

Dime, ¿existe esa canción, esa imagen, ese texto?

La respuesta es sí. Así como esos archivos, que no puedas tocar las criptos no significa que no existan.

Ahora bien, la siguiente pregunta es: ¿por qué son seguras y valiosas? Porque son un recurso finito.

Que sean digitales no significa que no puedan terminarse. Y en el mundo sólo existen 21 millones de Bitcoin.

Para obtener cada Bitcoin se requiere un proceso digital de “minería”.

Minar es resolver ecuaciones de algoritmos y la recompensa es que te dan un fragmento de criptos, o centésimas o milésimas de cripto. Hay granjas con mineras de criptos”, explica Carlos Estrada.

Para lograr resolver la cadena de bloques global se requieren muchísimas computadoras con capacidad de resolver millones de operaciones por segundo.

Y esas “granjas mineras” no están en un solo lugar ni pertenecen a una sola persona u organización: están repartidas por todo el mundo, hay personas “minando” desde su casa, universidades y las famosas “granjas”.

Es decir que, si alguien quiere hackear o romper la cadena, tendría que enfrentarse a “mineros” de todo el mundo que están resolviendo millones de ecuaciones y aunque la mitad de las computadoras que están minando criptos “se cayeran”, estas seguirían existiendo porque no dependen de un sólo país, de una persona o de una sola organización.

Eso hace tan seguras las criptos.

Y A TODO ESTO, ¿CUÁNTO VALE CADA BITCOIN?

Como te explicamos anteriormente, sólo existen 21 millones de Bitcoin en el mundo, esas se pueden dividir en centésimas o milésimas (el valor mínimo de una bitcoin son los llamados “satoshis”, que son como los céntimos de esta cripto que puede llegar a dividirse hasta en 100,000,000).

Actualmente un solo bitcoin cuesta alrededor de 35,000 dólares, es decir, 700,000 pesos mexicanos; pero no siempre ha sido así: en diciembre de 2019, cada bitcoin costaba sólo 7,196 dólares, y en Mayo de 2021, llego hasta los 64,000 dólares.

Imagínate: entre 2012 y 2014, Julián Salinas, comenzó a interesarse por las Bitcoin y decidió no comprar, ¿pa’qué si era algo “no iba a usar”? En diciembre de 2012 cada una de estas criptos costaba 13.5 dólares; para diciembre de 2014 su valor ya estaba en más de 318 dólares.

Julián, quien  es diseñador especialista UX y aficionado a las criptos, dejó pasar varios años antes de volverse a interesar por invertir.

En 2017, por ejemplo, pensó que sería buena idea usar parte de su aguinaldo para comprar fragmentos de bitcoin, en ese entonces, el valor ya había aumentado a 13,850 dólares por unidad. Pero no lo hizo y se gastó ese dinero extra “en cosas que ya ni recuerdo qué eran”. Una metida de pata que, aún ahora, todavía no se perdona.

Pero llegó a finales de 2019 y dijo: es momento. Guardó 6,000 pesos y los invirtió en Bitcoin.

AHORA SÍ, LO DIVERTIDO: ¿CÓMO LE ENTRO A BITCOIN O ALGUNA OTRA CRIPTO?

¿Recuerdas la primera regla? No uses o destines más dinero del que estás dispuesto a perder. Es la regla de oro que tanto Carlos Estrada como Julián Salinas nos enseñaron.

Ahora bien, si vas a empezar puedes hacerlo de a poquito.

Hay varias plataformas para comprar, vender o intercambiar y usar criptos.

Desde internacionales como Blockchain.com o mexicanas como Bitso. Esta última es la que Carlos y Julián recomiendan por ser una fintech que tiene sus operaciones en México.

¿Cómo le haces? Descargas la app o entras a la web de la plataforma que elijas y te das de alta: creas tu perfil, compartes tu cuenta bancaria y tu clabe interbancaria y eliges cuánto dinero destinar.

En el caso de Blockchain.com se inicia la inversión con 100 dólares (poco más de 2,000 pesos mexicanos); mientras que en Bitso puedes comenzar con 100 pesos y hasta pagar en un Oxxo (sí, es en serio).

Cada empresa tiene varias opciones de cripto a elegir para invertir.

Cuando comenzó a invertir, Julián eligio BitcoinEthereum XRP.

“Tienes un menú de criptomonedas y tú decides cuánto inviertes en cada una: si 200 pesos en esta o aquella. Obviamente, es distinto el valor de cada cripto, tal vez en Bitcoin sería lo equivalente a centavos de bitcoin, mientras que en Ethereum sería un mayor porcentaje. Eso es lo que yo hago: destino cierta cantidad y ahí empiezo a repartir por aquella cripto que me parece más llamativa o que creo que será más redituable”.

CONVIENE HACER UN TIEMPO FUERA: ¿CUÁLES SON LAS CRIPTOS CON MÁS VALOR EN ESTE MOMENTO?

ESTAS SON LAS TRES CRIPTOMONEDAS MÁS VALIOSAS AL CORTE DEL 11 DE MARZO A LAS 23:00 HORAS. FOTO: COINMARKETCAP.COM

Ahora bien, como en todo, hay momentos en los que los precios de las criptos están muy altos y de improviso pueden bajar.

Cuando Bitcoin sube de precio todas las demás pierden valor, porque Bitcoin jala todas esas inversiones. Cuando se mantiene estable, todas las demás ya pueden subir, captar un poco del valor”, explica Carlos Estrada.

Otro tip que da el experto en ciberseguridad es: “comprar cuando hay sangre en las calles”.

Se escucha medio terrorífico, sí, pero la explicación es sencilla: si ves que el precio del bitcoin ahorita está subiendo a máximos históricos, mejor piensa dos veces antes de comprar porque puede alcanzar su tope y después caer.

Cuando cae es “cuando hay sangre”, ese es un buen momento para invertirle a esa (u otra) cripto.

UN GOLPE (PANDÉMICO) DE SUERTE

En ese sentido, Julián corrió con algo de suerte.

Decidió invertir a finales de 2019-principios de 2020, en ese entonces, Bitcoin tuvo una ligera caída y cada cripto costaba poco más de 7,000 dólares.

“Invertí 6,000 pesos en Bitcoin y esperaba un retorno largo, que no fuera inmediato, y por las circunstancias, creo que la pandemia tuvo mucho que ver, empezó a crecer de manera absurda en 2020 y no tuve necesidad de tocarlo hasta diciembre que en mi trabajo dejaron de pagar porque no había para la nómina y las deudas no se detienen”, nos cuenta.

Pues bien, Julián decidió checar sus criptos y su sorpresa fue que su inversión inicial ya se había multiplicado a 54,000 pesos, “lo rápido en herramientas como Bitso es que cuando haces la venta de esas criptomonedas los pasas a tu cuenta bancaria y se transforma en pesos o dólares, lo que tú decidas. Yo vendí una parte de mis criptos y logré sobrevivir diciembre, enero y febrero con ese dinero”.

Por Ana Estrada

Contenidos Relacionados

Comentarios